Estatutos

Reglamento Interno de la Academia Nacional de Veterinaria

  1. Designación de Académicos

Artículo 1°. La provisión de vacantes de Académicos de Número deberá ajustarse a las normas siguientes:

  1. a) decisión de efectuar la convocatoria respectiva, adoptada por dos tercios de los miembros en ejercicio;
  2. b) convocatoria pública por medios de gran difusión ( comunicados de prensa,avisos en cartelera de facultad y Sociedad de Veterinaria, Ministerio de Ganaderia, Agricultura y Pesca, Caja de Profesionales,etc).
  3. c) presentación de candidatos por parte de al menos seis Académicos de Número,con la correspondiente fundamentación escrita, o por solicitud fundamentada de aspirantes espontáneos;
  4. d) consideración de los títulos, méritos y trabajos de los candidatos, en sesiones de carácter reservado, primero por parte de las secciones mas afines con su especialidad y en la instancia final por la Academia convocada a ese efecto;
  5. e) la elección será hecha por voto secreto, requiriéndose la conformidad de dos tercios de los componentes del Cuerpo;
  6. f) si los sitiales a proveer fuesen dos o mas, o si hubiese más de un candidato para alguno de ellos, la votación será hecha con arreglo al orden alfabético de los aspirantes;
  7. f) de no lograrse en primera instancia los votos necesarios se realizará una segunda votación entre quienes hubiesen obtenido más de la mitad de los sufragios y si no se alcanzara la mayoría exigida, la vacante será mantenida y los candidatos no aprobados no podrán ser postulados de nuevo hasta pasado un año.

Artículo 2º. La designación de los Académicos electos debe ser comunicada dentro de los diez días siguientes a la elección.

La incorporación de un nuevo miembro se hará en sesión pública a cumplirse dentro de los ciento veinte (120) días de la comunicación. Si obrasen circunstancias que lo impidan, el Consejo Directivo podrá conceder un plazo suplementario de la misma duración. En el acto de asunción del cargo el nuevo académico será recibido por un miembro del cuerpo, tras lo cual presentará una conferencia sobre un tema de su elección precedida por una semblanza de su antecesor en el sitial a ocupar si así correspondiera. La sesión concluirá con las palabras del Presidente de la Academia quien entregará al nuevo miembro el distintivo pertinente.

Artículo 3º. La designación de Académicos Eméritos requiere la conformidad de dos tercios de los miembros asistentes a la sesión en que se trate.

Artículo 4º. La designación de Académicos de Honor o Correspondientes, uruguayos o extranjeros, deberá ser propuesta por al menos seis Académicos de Número con la correspondiente fundamentación escrita.

La consideración y aprobación de las propuestas será hecha con arreglo a lo indicado en el artículo primero, incisos d) y e).

Artículo 5º. El número de Académicos Correspondientes no podrá ser superior al de los académicos de Número en actividad, mientras que el de los Académicos de Honor no excederá a la mitad de los Miembros Titulares.

Unos y otros tendrán derecho a asistir a las sesiones ordinarias y extraordinarias y a participar en los debates, sin derecho a voto,

II – Autoridades de la Academia

Artículo 6º. La Academia Nacional de Veterinaria será dirigida y administrada por un Consejo Directivo compuesto por un Presidente, un Vice-Presidente, un Secretario General, un Secretario de Actas y un Tesorero, electos cada dos años por voto secreto, cargo por cargo, en la última sesión especial del año que corresponda.

Los Miembros del Consejo Directivo -que pueden ser reelectos- asumirán sus funciones el primer día de marzo del año siguiente al de elección.

Artículo 7 º. Si por motivos de fuerza mayor no se hubiese podido designar autoridades conforme a lo indicado en el artículo 6º, o transferir las funciones en la fecha establecida, las autoridades anteriores seguirán en sus cargos hasta que se restablezca la normalidad.

Artículo 8-. Corresponde al Presidente:

  1. a) integrar con el Secretario General la Mesa del Consejo Directivo;
  2. b) representar a la Academia en los actos y gestiones pertinentes;
  3. c) presidir las sesiones y dirigir los debates;
  4. d) cumplir y hacer cumplir los estatutos, reglamentos y acuerdos establecidos y, en situaciones urgentes no previstas, adoptar las decisiones que entienda adecuadas

hasta que pueda reunirse el Consejo Directivo;

  1. e) refrendar con el Secretario que corresponda las actas, documentos oficiales y correspondencia y, con el Tesorero, los cheques, balances y movimientos de fondos;
  2. f) presidir los tribunales de los premios que discierna la Academia. Tanto e! Presidente como el Secretario General serán miembros natos de todas las Comisiones.

Artículo 9º. Corresponde al Vicepresidente reemplazar al Presidente en casos de ausencia o impedimento temporal del titular. En los casos de renuncia o fallecimiento del Presidente, el Vicepresidente lo sustituirá hasta completar el período para el cual hubiese sido elegido,

Artículo 10º. Corresponde al Secretario General convocar de acuerdo con el Presidente, las sesiones de la Academia, organizar los actos extraordinarios, preparar la Memoria Anual, tramitar los asuntos entrados, mantener la correspondencia, refrendar los documentos que se expidan en su área de competencia y dirigir al personal subalterno. El Pro-Secretario se encargará de la redacción de las actas y las refrendará con el Presidente, teniendo también a su cargo la administración del Archivo y la Biblioteca. En caso de ausencia de un Secretario las funciones correspondientes serán asumidas por el Secretario presente.

Artículo 11º. El Tesorero tiene como misión principal percibir, custodiar y administrar los fondos de la Academia. Refrendará la firma del Presidente y Secretario General en los documentos de contabilidad y tesorería y tendrá a su cargo la preparación del presupuesto anual de ingresos y gastos y los informes y rendiciones de cuentas que le sean requeridos.

III – De la Asistencia a las Sesiones

Artículo 12º. La concurrencia puntual a las sesiones de la Academia es una obligación para sus miembros. Los Académicos de Número que en el transcurso de un ejercicio dejasen de concurrir sin causa justificada a tres sesiones ordinarias consecutivas o a cinco alternadas serán objeto de observación, censura o exclusión, produciéndose en el último caso la vacante. Por Secretaría se llevará un registro que los Académicos presentes deberán firmar en cada oportunidad. Para las sesiones especiales será obligatoria la asistencia a más de la mitad de las que se realicen anualmente. En caso contrario se procederá con arreglo a lo indicado en el párrafo anterior.

Artículo 13º. Los Académicos de Número podrán solicitar licencias, que en casos justificados serán concedidas por mayoría simple de votos y por plazos de hasta un año continuo o tres años en total. Si vencidos los plazos no se produce el reintegro, el sitial correspondiente quedará vacante y deberá precederse a la designación del sustituto.

Artículo 14º. No podrán asistir a las sesiones ordinarias y especiales de la Academia personas extrañas a ella, excepto las invitadas especialmente y el personal de Secretaría que la Mesa Directiva entienda necesario.

Artículo 15º. Cualquier Miembro de la Academia podrá ser separado del Cuerpo en sesión especial convocada al efecto si a juicio de dos tercios del total de componentes del Cuerpo hubiese incurrido en actos que afecten el prestigio y dignidad de la Academia.

IV – Premios y distinciones

Artículo 16º. A propuesta de cualquier Académico de Número, el Cuerpo gestionará y decidirá, en lo que sea pertinente, la realización de concursos para la concesión de premios a trabajos científicos en materias relativas a ciencias veterinarias.

La elección de temas, fijación de pormenores de tramitación y adjudicación, composición del jurado, etc., serán hechas por la Academia, que deberá dar la más amplia difusión a lo resuelto.

Los trabajos presentados serán informados por la Sección correspondiente, y los seleccionados por ésta sometidos a la decisión de la Academia. Un fallo favorable

requerirá en primera instancia dos tercios de votos de los Académicos presentes. De no obtenerse ese acuerdo se votará de nuevo, decidiéndose por mayoría simple de presentes. En caso negativo el premio se declarará desierto.

Artículo 17º. Los miembros de la Academia no se podrán presentar a los concursos mencionados.

Artículo 18º. Los Académicos de Número podrán proponer homenajes a personalidades destacadas de la ciencia y la cultura y la conmemoración de aniversarios de sucesos importantes del acontecer profesional. La decisión de efectuar esos actos en sesiones extraordinarias requerirá el voto conforme de dos tercios de los Académicos presentes.

V – Del Patrimonio

Artículo 19º. El Patrimonio de la Academia estará constituido por los bienes que posee y los que pueda aceptar u obtener mediante contribuciones del Estado, donaciones, legados, rentas, etc.

Los fondos de la Academia serán aplicados al pago de retribuciones de sus funcionarios, gastos de sostenimiento, otorgamiento de premios a trabajos de investigación originales realizados en el país sobre temas referentes a ciencias veterinarias, impresión de publicaciones, gastos ocasionados por el ceremonial de ingreso de Académicos, atenciones a personas invitadas, etc.